martes, 29 de agosto de 2017

GRAND FUNK RAILROAD: "SURVIVAL" 1971

No se puede decir que sean unos perfectos desconocidos dentro del estado pero desde luego que los norteamericanos están lejos de sostentar el Status de unos Black Sabbath o Deep Purple. Lo de Grand Funk Railroad es más caminar de la mano de los Blue Öyster Cult, otra maravillosa banda de culto por estas soleadas tierras.


Al trío de Michigan, pues de Flint son, se les conoce sobretodo por "We´re An American Band", himno en USA y de culto en muchos otros lugares del mundo con olor a petas de maria y a Napalm por aquello de su auge durante el odioso conflicto en Viet-Nam.

Yo les prefiero siempre en sus tres primeros años, concretamente con la termobárica triada que conforman "Grand Funk" (el álbum rojo), "Live Album" y "Closer To Home", registrados entre el 69 y el 70 al que unimos "Survival", del 71, con siete canciones menos explosivas en una primera exploración que el anterior material debut incluído ("On Time" 69), pero con la mecha más larga y con una explosión final a la altura de todo lo anterior grabado.

El material de Grand Funk es puro Cream-champagne, sobremanera en el disco rojo. "Survival" ya es más maduro, aquí uno ya viene de vuelta con la "mili" echa por lo que si queremos seguir haciendo comparaciones con los británicos habría que hacerlo en cuanto a la evolución que sufrieron del debut a "Wheels On Fire", entonces entendemos el crecimiento de los de Ohio desde "On Time" a este trabajo de carpeta "Australopithecus" y furia contenida en sus surcos.

"Country Road" abre las hostilidades con un riff afilado de Mark Farner que es reproducido por el bajo de Schacher. La voz con su feeling Soul entra en juego y despega en un estribillo pletórico que juega a lo mismo que la guitarra. En el solo el "Power Trío" sale a la palestra y "Country Road" quema, la batería y bajo literalmente calcinan a su paso; la guitarra puro Napalm, otra vez esa horrible palabra...


Más de lo mismo "All You´ve Got Is Money"; mucho Funk primigenio, Soul Rock a patadas y pinceladas de los mismísimos Sabbath en los riffs y solos (los de Sheffield también habían ahogado sus penas en los discos de Cream).

La nerviosa "Confort Me" es otro magistral Rock a dos voces deudor de los sonidos de la costa Oeste americana, pero presa de un vigorizante Rock Duro con unos redobles maravillosos de batería y un ritmo desbocado por momentos tanto de guitarra como de bajo.

Una aseada y pulida versión del "Feelin´Alright" de los versátiles Traffic es el cuarto apeadero que la locomotora rockera de Ohio se lleva por delante en este "Survival", mientras que "I Want Freedom" funciona como alegato póstumo del tardo hippismo sepultado por una catarata de notas del bajo de Mel Schacher y órganos hammond regados por la voz de un magnífico Farmer.

La paz que trasmite "I Can Feel Him In This Morning" con sus ecos sixties a la Jefferson Airplane se rompe con el tercer cover de "Survival"; "Gimme Shelter" de Jagger/Richards es adaptada con virulencia granítica, muy bien zurcida por unas indómitas guitarras y una  sección ritmica sin ataduras que ponen fin a un magnífico y atemporal disco.

Artimus Alistair Babayôbski


lunes, 14 de agosto de 2017

URIAH HEEP: "THE MAGICIAN´S BIRTHDAY" 1972


1972 queda muy lejos, lejísimos, pero para los amantes del Rock es un año repleto de discos "Top". El Rock Duro gritará al son del "Made In Japan" de Purple y el "Machine Head". Del  Volume IV" de los Sabbath brotará el Heavy Metal y el Rock Progresivo tocará el Olimpo de la grandilocuencia con obras de Yes, Genesis, Tull y Emerson, Lake & Palmer.

Entre ambos estilos Uriah Heep, siempre firmes desde finales de los sesenta llegando al 72 con dos de sus obras cumbres, el druidismo sónico de "Demons & Wizards" y su mística continuación "The Magician´s Birthday", abordado como semi disco concepto basado en un pequeño relato de Ken Hensey con la cubierta perfecta que un libro o disco fantasioso anhela, un maravilloso dibujo de Roger Dean.

A los Heep ha de reconocérselo casi todo, aunque pocas veces se ha sido lo suficientemente justos con ellos. Las listas premiaron el brutal "Easy Livin´" y poco más.

Músicos inquietos presas de un ataque de barroquismo sin parangón, en "The Magician´s Birthday" unen el puente entre el Progresivo y el Rock Duro, algo que Purple, Zeppelin o Jethro Tull habían intentado posiblemente queriendo y King Crimson en su debut sin querer. O fue al revés?

 Uriah Heep llevarán la tarea con el teclado de Hensley como brújula, pero sin olvidar que el timón es cosa de un Mick Box siempre hábil con su guitarra y de la voz de un David Byron perfecto para ensalzar las intrincadas melodías de la banda.


La crepuscular "Sunrise" abre con maestría un fuego fatuo Prog Rockero sumergido en los teclados de Hensley, a fuego lento se va asando uno de los grandes temas del combo, en el que sigue alumbrando la llama propulsada por un estratosférico David Byron que canta como los grandes del género.

El Rock muscular se estira y contrae al rítmo que marcan el bajo y la batería de Gary Thain y Lee Kerslake en "Spider Woman", magistral Rock directo a tu aparato locomotor con eficaces guitarras de un Mick Box que pasea su acústica y puntea con gracia en la siguiente "Blind Eye".

"Echoes In The Dark" pasa por una fantasmal composición de Hensley dominada por sus teclados que Byron y Box engradecen aún más por sus increibles aportaciones vocales y guitarrísticas. En "Rain" Byron muestra su encantadora voz a la hora de vérselas con una balada de cruel desamor y "Sweet Lorraine" nos regala uno de los momentos memorables del disco, con todos los ornamemtos esenciales de la marca Heep; teclado chillón y fantasioso, riffs poderosos con Wah Wah presente y un chorus intenso y pegadizo.

La bucólica "Tales" pone nuevemente el sabor Prog Rockero que se desata totalmente en la última pieza del disco, la homónima "The Magicians Birthday", una super épica pieza que supera los diez minutos y que rememora ligeramente a los Zeppelin en los riffs iniciales de Box, pero que enseguida se revela como una auténtica campeona en su estilo gracias a unas melodías sobresalientes y a un giro psicodélico que el tema experimenta durante la primera parte de su viaje. La magia y la mística que acompañaría a los Uriah Heep durante buena parte de los 70 vive comodamente instalada en este tema, con una parte central instrumental  Heavy Rockera que seguramente dejó huella en la mente de Steve Harris y Dave Murray para los primeros días de Maiden.

Bronze Records publicaría el disco en Noviembre del 72, producido por el capo del sello Gerry Bron, que trabajaría todavía en futuros trabajos de los Heep, algunos tan buenos como el siguiente "Sweet Freedom" del 73 o "Return To Fantasy" del 75. En el 2004 con la reedición de parte del catálogo Bronze por el sello Sanctuary, los discos de los Uriah Heep se reeditaron con montones de bonus, "The Magician´s Birthday" contiene un buen número de inéditos como las estupendas "Crystal Ball" y "Silver White Man" además de diferentes tomas de temas publicados en el álbum original.

Artimus Alistair Babayòbski