viernes, 28 de julio de 2017

AC/DC: " FOR THOSE ABOUT TO ROCK (WE SALUTE YOU)" 1981


Estaba claro que la empresa no era fácil. Se té muere el vocalista perfecto y posiblemente el pilar en el que se sustenta la banda, todo parece irse al garete pero la banda resurge con un "Back In Black" que tiene parte del mejor material discográfico y al que Brian Johnson termina por darle el resto de credibilidad.

Una vez superados los recelos de los fans con una gira tremenda queda volver al estudio y golpear nuevamente a esos fans antes de que bajen la guardia, y lo hacen como si de un hostiazo de Muhammed Alí se tratase con "For Those About To Rock (We Salute You)", que entra suave con ese magnánimo riff que envuelve al oyente en su espiral rockera convertida en huracán con un Brian Johnson muy vertical y con la maquinaria rítmica ACDC a todo trapo; el estribillo y el final a base de cañonazos realzan la épica de esta gran tormenta rockera.

A los que dicen que el disco se termina con este tema se les acaba ese argumento cuando Angus acomete el riff de "I Put The Finger On You", tema que con un dinamismo y energía a prueba de balas, resiste cada embestida que le da el paso del tiempo gracias a su aparente sencillez y a su sobrio estribillo.

La tercera en discordia es "Let´s Get It Up" ¿Floja decís? No por favor ¿Realmente alguien puede decir semejante cosa una vez terminado el tema?  Solo se me ocurre decir que Mutt Lange lo ha vuelto hacer el hijo de puta...

De momento hay empate técnico entre "Back In Black" y el nuevo trabajo ¿Lo rompera "Inject The Venom"? Quizá no pero el cuarto tema sigue aguantando al disco en todo lo alto ¿Donde coño está la mediocridad o el bostezo que alguno pregona? Ni siquiera en los silencios entre canción y canción porque el álbum trascurre como el arroyo de un riachuelo ladera abajo, osea a toda velocidad.


"Snowballed" cierra con un siete un primer acto hasta el momento de nueve. Apunto de darle la vuelta al vinilo "For Those About To Rock" pierde a los puntos con "Back In Black".

Con "Evil Walks" el inicio de la cara B es furioso. El riff conciso de Angus, la rítmica machacona de Malcom y el potente estribillo la convierten en una de las preferidas del álbum. El sonido al igual que en "Back In Black" que abría el lado dos del mismo disco camina por la senda del Hard/Heavy Rock, perfecta para lo voz de Johnson, alejándose cada vez más del Hard-Blues-Rock macerado en Boogie de los discos con Bon Scott.

"C.O.D." entretiene pese su cadencia repetitiva, representando el papel de escudera fiel de los temas importantes del disco, ni es un clásico ni un tema olvidable. 
Personalmente me quedo con "Breaking The Rules" y sus aspavientos sureños, con ese estribillo menor pero altivo. Otro magnífico serie B de la banda.

El final recae en "Night Of The Long Knives" y "Spellbound", dos esforzados y sudorosos mini himnos con todos los vicios malos y buenos de la música de los australianos, repetitivos hasta el dolor pero que saben o sabían ganarse a su personal con esos riffs diabólicos de Angus, la cazallera voz del Johnson y el rítmo pasional de Malcom y el de la irrepetible y sencilla base rítmica de Phil Rudd y Cliff Williams.

El disco vería la luz en las postrimerías del 81 con la curiosidad de que en la edición española, en la primera, habría un error de impresión en su portada que cambiaba los colores originales de la carpeta al fondo oscuro y cañón en color marrón, siendo una edición bastante cotizada en la actualidad. "For Those About To Rock" (We Salute You)" fue un éxito relativo de crítica y rotundo de ventas embarcando a la banda en una de las mastodónticas giras que llevarían a lo largo de los 80.

El Hijo de Ron Keel

Portada Española primera edición


No hay comentarios:

Publicar un comentario