jueves, 6 de abril de 2017

PLATYPUS, THE JELLY JAM & JUGHEAD:Satélites alrededor de KING´S X y DREAM THEATRE

En tiempos de asueto de estas grandes bandas, sus músicos más inquietos en lugar de quedarse con los brazos cruzados o disfrutando de merecidos descansos, prefirieron confluir (el palabro de moda) en una suerte de proyectos paralelos que nos dejaron y nos siguen dejando música de lo más disfrutable. Ty Tabor, Derek Sherinian o John Myung son algunos de esos nombres, y Platypus, The Jelly Jam y Jughead alguno de esos grupos. Repasamos alguno de sus trabajos.


Empezamos con el segundo disco de este cuarteto que conjuntaba al King´s X Ty Tabor con dos miembros de Dream Theatre ( el teclista Derek Sherinian y el bajista John Myung) al que sumaban el batería de Dixie Dregs y Winger, Rod Morgenstein.

Quizás sea mi disco preferido de todos los que comentamos hoy y aunque fue vendido en su momento (año 2000) como un disco de Rock progresivo, hay bastante más de Rock duro con melodías heredadas de la banda mater de Ty Tabor y sus gustos personales, que de el Rock progresivo del que Dream Theatre son hijos super dotados, y que en "Ice Cycles" queda retratado en "25", cinco minutos de tormentas de teclados brutales de Sherinian, guitarrazos y solos deudores de David Gilmour en lo limpio y de los King´s X del "Dog Man"  y de una sección ritmica hiper voltaica a la Geddy Lee/Neil Peart.

También la final y conceptual "Partial To The Bean (A Tragic American Quintology)" puede ser calificada como Prog-Rockera. Más de diez minutos de luchas entre los teclados de Sherinian y el resto del combo, en los cuales virtuosismo y pericia van de la mano.

Sherinian da empaque y presencia al power trio que forman Tybor, Dregs y Morgenstein, su aportación es superior a la que escuchamos en Black Country Communion; refuerza las melodías vocales de Tybor y escuda a la base ritmica.

Del Hard Rock y la psicodelia Beatles de "Oh God", al Modern Rock de semilla prog con un comienzo Rush ochentero de "Better Left Unsaid", o los King´s X reconocibles en "The Tower", donde germina la raiz que se desarrollará en los Power Pop Jughead poco después es de lo que va "Ice Cycles".

"Cry" también es un tema en el que pululan combinados todos los estilos que los cuatro Platypus confeccionan en sus respectivas bandas, contundente pero melódico, agresivo pero dulce al mismo tiempo.
Un disco delicioso que cierra un primer proyecto del que personalmente querría más.



Dos años más tarde Sherinian deja de dar pedal y el trío restante se pasa a denominar THE JELLY JAM; despachando dos buenos trabajos producidos por Ty Tabor entre el 2002 y el 2004.

El primero de los citados endurece la propuesta de Platypus, aunque la voz de Tybor se encarga de endulzar la pasta de la que están hechas las diez canciones de un álbum denso y que apenas da un respiro entre canción y canción.

Dentro de las mismas destaca la libertad de un Rod Morgenstein que ataca sus tambores como una fiera y hasta nos deja dos mini solos en un par de temas, rememorando a Bonham, Peart y otros grandes de las décadas pasadas.

El espesor que cae sobre la mayoría de temas y la opacidad de la producción no impide al oyente disfrutar de una gama de colores que profundizan incluso más en el prog que en Platypus aunque no haya teclados de por medio.

Aunque en general el devenir del disco es el de mostrarnos la energía del power trío, con Myung y Morgensteis relatando metal moderno con sus instumentos a toda mecha, sin olvidar las aptitudes melódicas de un Tybor que pesca a los King´s X para un par de canciones.

También hay momentos instrumentales precisos que en algunos casos son epílogos "concepto" ("I´m The King/The King´Dance", ¿Guiño a la banda madre de Tybor?) y apuntes acústicos de Rock psicodélico como el que cierra el disco ("Under The Tree").


Si algo de Prog quedaba en su primer disco, "2" elimina cualquier atisbo de ese estilo para ofrecer en su mejor trabajo para un servidor, un plato bien cocinado de Hard Rock inflexible donde el trío explota un sonido más limpio pero tan contundente o más que el del debut.

La fuerza de "Not Today" que abre la fogata es correspondida por "Allyson", al igual que la tranquilidad de "Maybe" puede ponerse en la misma balanza de "Coming Round", power pop a medio camino entre el tercer disco de King´s X y los Enuff Z Nuff vs Beatles; al menos, se nota que Tybor es fan de los "Fab Four" en buena parte de "2".

Pese a la contundencia y poderío que el trío exhibe durante los 45 minutos del álbum, The Jelly Jam no dejan resquicio para que una buena melodía pueda escapárseles, llegando quizás donde Jughead (la otra banda paralela a esta y Platypus) no quiso en cuanto a Rock, e igualándoles en Pop poderoso e infeccioso, esa "Runaway" (la de maravillas que llevan ese título daría para otro artículo).

La fragancia a Metal que perfumaba alguno de los temas del primer disco quedan reduciadas a "War Is..." y poco más, la música dura que flota en su ambiente se diluye con la primorosa voz de Ty Tabor.

La banda todavía sigue vigente hoy en día, en 2011 sacaban "Shall We Descend" y este pasado año nos regalaban "Prophet", otros dos discos imprescindibles de una banda de amigos virtuosos que juntos pueden parecerlo menos.





El mismo año que Tybor arma Jelly Jam (2002) aprovecha el tiempo para sacarse de debajo de la camisa un proyecto más, en esta ocasión le acompaña el teclista Derek Sherinian y se unen a la fiesta los hermanos Bissonette (Matt y Gregg) bajista y batería respectivamente que han puesto instrumentos y talento a un sinfín de músicos que van de David Lee Roth a Ringo Starr o Jeff Lynne entre otros miles.

Jughead se sumergen en un maremagnum melódico en el cual las melodías Pop limpian cual jabón el Metal y el Rock duro e incluso Prog que pudiesen tener cualquiera de los otros proyectos montados por Tybor and friends.

El Power Pop gana claramente la partida desde el inicial homenaje a Elvis y su Graceland en la musculosa "Halfway To Elvis" y sigue a buen ritmo de melodía Beatles con la energía motora de unos Fountans Of Wayne en "Snow In Tahiti".

Como les ocurriera a los Harem Scarem al transformarse en Rubber, Jughead durante once canciones juegan una partida con las mismas cartas de bandas que entre mediados/ finales de los 90 y comienzos de la década siguiente publicaron fabulosos discos de Pop duro, los Superdrag, Material Issue, Urge Overkill, Redd Kross,The Katies, Thrift Store Halo, The Anderson o los canadienses Sloan son los primos carnales sónicos de este excitante único disco de Jughead.


No hay comentarios:

Publicar un comentario