martes, 17 de abril de 2018

SURVIVOR: 'SURVIVOR' 1979

blogdecaido

En el 79, el AOR como tal, era una realidad a medias. El género estaba en el aíre, sonaba en las emisoras americanas, pero faltaba el do de pecho final, que, entre músicos, productores y discográficas, darán entre comienzos y mediados de la década de los 80.

SURVIVOR, darán el salto del tigre con la machacada 'Eye Of The Tiger' y la machacona 'Burning Heart' a hostia limpia en las bandas sonoras de 'Rocky', pero para esa, ya tenían una carrera solida que incluía cambios en la formación, que iba de la base rítmica a la más importante casi siempre, la voz.

David Bickler y Jimi Jamison, pusieron voz, pero en 'Caught In The Game', 'Premonition', 'Eye Of The Tiger' y este 'Survivor' del 79, primero de la banda, será Bickler el encargado de cerrar la cuadratura del círculo melódico musical, con su excelente y dulzona voz.

Pero Survivor no era Bickler ni mucho menos, Jim Peterik y el guitarrista Frankie Sullivan, eran los jefes de esta panda de Chicago. Peterik tenía una larga trayectoria desde mediados de los 60 con la banda de Garaje psicodélica 'The Ides Of March', y en los 70 con varias formaciones pre-Survivor, hasta llegar al día D hora H en la que de la mano de Ron Nevison y con el visto bueno de John Kalodner, Survivor ponen la primera piedra de su exitosa carrera discográfica.

En los 'Redondo Beach' californianos, Mike Clink años antes de producir el explosivo cocktail Sleazy de GNR trabaja en una maqueta con el sonido que la banda gusta para sus canciones. De viaje a Vancouver por capricho de Kalodner, las canciones pasan a manos de Bruce Fairbairn y Bob Rock.

Las nuevas mezclas no satisfacen del todo a Survivor, pero Nevison apaña un producto que a día de hoy sigue sonando (impresión) de cojones; y algo más importante, el sonido es original, sin tener que copiar o pedir prestado de los príncipes aoreros del momento, Boston, Foreigner o Journey.

Las diez canciones, presentan dinamismo y cohesión, tanto en partes melódicas como en rockeras. Hay que recordar, que el AOR aun no estaba dominado por los teclados abusivos, ni por las melodías poperas, y en Survivor cohabitan en perfecta armonía el pre-AOR de 'Somewhere In America' (un pequeño hit local de las emisoras de Chicago), el cuasi Power Pop de 'Can´t Getcha Offa My Mind' o '20/20' y el Hard Rock de 'Nothing Can Shake Me (From Love)'.

Una de las curiosidades es ´Love Has Got Me', uno de los tres temas compuestos en solitario por Peterik que es cantado por él mismo con Bickler al margen, la otra el rumor sobre la chica de la  portada, una jovencísima Kim Basinger.

El disco fue lanzado a finales del 79 pero no apareció en las tiendas hasta Enero del 80. Una pena que Dennis Keith Johnson dejase la banda, ya que su aportación como bajista fue estupenda, dotando de un gran dinamismo y feeling a unas magníficas canciones que han quedado en un segundo plano, pero que merecen una nueva oportunidad en nuestro reproductor.


lunes, 2 de abril de 2018

ROUGH CUTT: "WANTS YOU" 1986

blogdecaido

En tromba, o como un púgil desbocado de los pesos pesados golpeando sin piedad la jeta de su rival, Rock The USA te hace tener esas sensaciones. Mas que rockear, metaliza cosa mala. Las guitarras dobles a toda hostia repletas de quintas. Ya hacia años que Jack E Lee les había dejado, pero Rough Cutt tenían su plan B.

Paul Shortino, vocalista de la banda y qué posteriormente les dejará por los Quiet Riot, era algo más que el protegido de DIO, en dos auténticos Party Rocks como Bad Reputation o Don´t Settle For Less muestra su clase y potencia como lead Singer metálico.

Las emociones aumentan con los dos últimos temas de la primera cara, irresistibles muestras del furor Heavy rockero que humeaba por toda L.A. desde la aparición de Mötley Crüe en el 82. Hablo de esa clase de canción que encandila a los fans de Dokken o Quiet Riot. Hot and Heavy funciona con su pasteleo duro tan Ratt como Van Halen y Take a Chance añade mas azúcar en polvo en una balada que te gana por Shortino.

Rough Cutt:"Más duros que nunca"

El 75% de los Rought Cutt tenia el culo pelado cuando Wendy Dio se hizo manager de la banda. La experiencia de músicos como el guitarrista Chris Hager o el bajista Matt Thorr la habían adquirido en los primeros tiempos de Ratt   junto al bala de Stephen Pearcy, de ahí el sonido pegadizo y  machacón de We Like It Loud y Double Trouble, poseedoras del buen rollo que bandas como los Leppard habían inyectado en la vena del metal US a mediados de los 80.

You Wanna Be a Star continúa con la sana costumbre del Metal Hair, el entrenamiento de las masas  heavies por encima de lo demás, prepárense pues para una doble dosis azucarada bañada en potencia sobre mástiles, bombos, baquetas y la catarata vocal de Shortino.

Durante el 85 el grupo se había recorrido en bus todo el norte de America y volado a la tierra del Sol naciente donde hicieron un buen grupo de fans como casi todos los grupos Hair y Glam que llegaban a Oriente. Acompañando a Accept o a DIO que estaban en la cúspide de sus carreras, tuvieron que exprimirse el coco para componer sobre la marcha y en el autobús de gira o en hoteles el material sobre el que estáis leyendo. Así nacieron la resultona Let´Em Talk y la balada final The Night Cries Out (For You) que cerraban este potente y estupendo segundo disco que contó con la producción de Jack Douglas, y que resultó ser el último disco de la banda en muchos años tras la marcha de Shortino a los Quiet Riot un año más tarde.

El Hijo de Ron Keel 



viernes, 2 de marzo de 2018

THE CHESTERFIELD KINGS: "LET´S GO GET STONED" 1994

2018

Tenía ganas de un disco de garaje y al final tenemos a una banda de garaje con un disco de Rock And Roll. Los Chesterfield Kings son una banda de Rochester, área metropolitana de New York City, por eso siempre se han volcado por los sonidos sucios y directos del Rock, influenciados quizás por los miles de tubos de escape que ensucian el cielo de la mítica ciudad norteamericana, como hicieran en su día desde los Ramones hasta los Dictators pasando por los Devil Dogs.

Greg Prevost ha liderado con mano de hierro a su banda y ha ido moldeando el sonido de la misma a su antojo, desde el más primitivo Garage 60´s Punk basado en los surcos de bandas como Shadows Of Knight o Standells en sus dos primeros discos, ampliando a The Kinks en un tercero y a los New York Dolls en un cuarto trabajo "The Berlin Wall Of Sound" que no tiene desperdicio alguno.

En ese disco, Prevost pateó a más de la mitad de su formación y se sacó de la manga con dos fichajes un disco que en la era del Sleazy demostró lo que era esa palabra sin maniqueos ni fuegos de artificio; puro Rock sucio 50% Dolls 50% Johnny Thunders & The Heartbreakers ¿Podía haber algo más Sleazy que eso?

¿Y en el 94 que iba hacer Prevost junto a esos mismos tíos? ¿Grunge? Pues no; se desprende de parte de su atuendo Glam/Sleazy y se queda con la pose, la elegancia y sonido de los Stones de la época de Mick Taylor, grabando un sincero, emotivo por momentos y super bien hecho homenaje a sus Satánicas Majestades, con juego de palabras sobre los Stones y colocones y portada a lo "Aftermath".

De todas formas "Johnny Volume" que aprieta el gatillo con fuerza, bien podría ser de la partida en el citado "Berlin Wall Of Sound", aunque aquí es más Jagger/Richards que Thunders/Jo Hansen. Luego tenemos una fiel interpretación del "Street Fighting Man" y un excelente Blues vía "Dear Doctor" "Beggars Banquetiano" y vacilón de nombre "Drunkhouse" firmando por Prevost en solitario.

chesterfieldkings94

"It´s Getting Harder All The Time" se pone en la piel del "It´s Only Rock And Roll" con un bajo de Andy Babiuk ( el otro sobreviviente de los primeros Kings) con tremendo Groove, armónica juguetona y un mortal Prevost Jaggerizado hasta el tuétano.

Regresamos a los Stones de finales de los 60, de cuando el sensacional "Stray Cat Blues" en "I´d Rather Be Dead", un tema tradicional arreglado por Prevost y por el estupendo guitarrista Paul Rocco, que repite a las seis cuerdas después de crujirnos los sesos con sus riffs en "The Berlin Wall Of Sound".

"Can´t Believe It" es tan buena que Richards y Jagger pagarían buen precio por ella al gañán de Prevost si no fuera porque es un tema escrito por los dos, "RNR Murder" es puro Dolls y "Sing me Back Home" nos transporta a los días en los que Richards y Gram Parsons eran asiduos a las drogas duras en el desierto californiano.

"Long Ago, Far Away" pasa por un tremendo "Get Off Of My Cloud" sostenido en el ritmo del "Simpathy For The Devil" y "I´M Not Talking" por una explosiva y Hard Rocker versión del potente himno que los Yardbirds hicieron inmortal en los 60 con Mick Taylor haciendo de las suyas con los compinches de Prevost. Toda una suerte tener al mítico ex-Stones  aunque sea en una sola canción.

"One Foot In The Graveyard" contó hasta con vídeo clip para disfrutar un RNR de nombre compuesto por  Flamin´ Groovies y apellidos "Jumpin´Jack Flash", justo antes de otro par de epitafios Stonianos para cierre y disfrute ("I´m So Confused, Baby" y "Cannonballs For Christmas").




miércoles, 7 de febrero de 2018

PIEL DE PUEBLO: "ROCK DE LAS HERIDAS" 1972: TROGLODITAS DEL ROCK DURO VOL 22

18

Ignorar en "Trogloditas Del Rock Duro" a las bandas que grabaron en nuestro idioma sería un error. Es verdad que muchas lo hicieron en Inglés, desde los catalanes TAPIMAN o MAQUINA! hasta los peruanos PAX, pero algunas como los Uruguayos DÍAS DE BLUES o los argentinos PIEL DE PUEBLO apostaron por el castellano para expresar el movido y tenso ambiente que se respiraba en los primeros setenta sobre el cono sur.

Por ello el disco en cuanto a sus letras apuesta desde su portada por la denuncia, con un sol que llora sobre una américa, sobre manera el sur, que se desangra, adelantándose a lo que ocurrirá en Chile, Uruguay o la propia Argentina, patria de nuestros protas de hoy.

PIEL DE PUEBLO solamente nos dejaría este álbum para el sello "Disc Jockey" del que podemos disfrutar en vinilo gracias a la reedición del sello "Beat Generation", y es una pena ya que nos privó de una continuación para esta magnífica obra del Rock Duro de guitarras con mayúsculas.

Los artífices de este genial disco son los guitarristas "Pajarito Zaguri" y Nacho Smilari, dos buenísimos músicos que habían coincidido en los Beatnicks primeramente y en La Barra De Chocolate más adelante. Junto a ellos, el bajista Willy Pedemonte y el batería Carlos Calabró para rematar con contundencia la pericia guitarrística de Zaguri y Smilari.

Para empezar, la reflexiva "Silencio Para Un Pueblo Dormido" de Pajarito Zaguri, con un hipnótico ritmo producido por un bajo cuyas notas se tornan obsesas, una batería pesada, muy Heavy, y unas guitarras que no cesan en punteos en los casi cinco minutos de su tiempo.

18

"La Tierra En 998 Pedazos" del bajista Willy Pedemonte es posiblemente la pieza más compleja del disco, con más de nueve minutos de puro Heavy Rock compacto y duro como una roca. La letra tiene bastante de ecológica y protesta como la mayoría del disco, las guitarras de la dupla Alberto Ramón García (Pajarito Zaguri)/Smilari laceran al oyente sin piedad dando tan solo un respiro a mitad del tema.

La música se vuelve ácida y psicodélica en la tercera placa, "Jugando a Las Palabras" une a Pajarito y a Smilari no solo en la cancha donde imprimen su dominio a las seis cuerdas, el tema está compuesto por estos dos sensacionales músicos.

"Por Tener Un Poco Más" abre la segunda cara con un sonido ligeramente volcado al Rock Progresivo, las guitarras siguen estando muy presentes, pero es el violín el que otorga un clima decadente, logrando un sonido que me recuerda al de los primeros Asfalto.

En "Sexo Galáctico" vuelve la hiperactividad a unas guitarras que no dan tregua conformando un número realmente cañero compuesto por Pedemonte, para pasar a continuación a las tres últimas canciones compuestas todas por Pajarito Zaguri. La rotunda "La Pálida de Nacho" es la primera, seguidas por el vertical Heavy Rock de "Ven Amigo a La Zapada" y el más Blues "El Rockito De La Bufanda" que cierra este espectacular trabajo.

Artimus Alistair Babayobski 




jueves, 25 de enero de 2018

QUIET RIOT: "METAL HEALTH" 83- "CONDITION CRITICAL" 84

Metal Health fue la bomba hermanos. Disco número uno en USA y dicen que el primer disco de Metal en serlo. Está muy bien si, pero pasemos al continente...

2018

Año 83, de verdad que el mundo olía a Heavy Metal del bueno. Scorpions y Judas en lo más alto del redil, Mötley Crüe, Def Leppard, Thin Lizzy viviendo una segunda juventud...y así hasta mil.

Quiet Riot sacan su tercer trabajo, el primero sin Randy Rhoads después de dos discos publicados en Japón. Spencer Proffer produce unas canciones bárbaras a un cuarteto liderado por la magnética y rasgada voz de Kevin Dubrow, y que cuenta con la potente base rítmica de De Franki Banali y Rudy Sarzo, más las guitarras pirotécnicas de Carlos Cavazo.

Al éxito de "Metal Health" va contribuir también la MTV que pasará los video clips de los dos primeros temas, el himno propio "Bang Your Head" y el himno Glam rockero británico de Slade "Cum´on Feel The Noize".

El barnizado en metal al que es sometido el tema de los galeses, lo convierten en clásico imperecedero los americanos. La voz Marriot/Stewart de Dubrow metalizada, unos coros atómicos y una línea musical Heavy rockera hacen el resto; el tema es un éxito rotundo. Antes, la señalada "Bang Your Head" había arrollado al jebi más escéptico del barrio con ese inicio taladrador de batería, su irreflenable ritmo y su implacable estribillo.

2018

La tercera en discordia "Don´t Wanna Let You Go" tiene madera nueva olera, alejándose de los patrones clásicos heavies que recupera "Slick Black Cadillac". Este tema, apareció en "QR II", pero en esta remozada versión suena mucho más contundente y el estribillo se convierte en super estribillo.

El cierre del primer lado del disco no puede ser mejor, "Love´s a Bitch", un medio tiempo agresivo, sensacional y con un estribillo demoledor. Esta primera parte del álbum es tan condenadamente buena, que aparte de obligarte a escucharla nuevamente produce cierto vértigo al darle la vuelta al redondo ¿Estará a la misma altura? 

El comienzo con "Breathless" es ligeramente inferior al del otro lado, aunque las guitarras rugen y el chorus mola. Mejores prestaciones ofrece "Run For Cover", con un buen riff de Cavazo pero lejos todavía del arrollador inicio con "Bang Your Head" o la versión de Slade.

"Battle Axe" es el vehiculo pirotécnico de Carlos Cavazo , "Let Get Crazy" un Heavy Metal poderoso para el directo y "Thunderbird Cry" la emotiva balada dedicada al añorado hermano Randy Rhoads.

blogdecaido

El siguiente álbum fue tratado de manera similar, buscando un resultado idéntico repitiendo la fórmula Holder/Lea que tanto éxito les había dado en el anterior trabajo. "Mama We´re All Crazy Now" estaba diseñada igual que "Cum On" . Al travestido Rock And Roll de los 70, se le añadía el andamiaje típico del Heavy americano de la época, pero esta vez la jugada era demasiado previsible, y el esperado "Hit" no lo fue tanto.

"Sign Of The Times" que era la encargada de abrir las hostilidades, no funcionaba tan bien como la espectacular "Bang Your Head" pese a ser un buen tema de Kevin Dubrow.

"Party All Night" si que era un temazo con el sello de los mejores Quiet Riot. Aparte de un gran estribillo que era pura fiesta, la potencia Heavy Rock de la parte meramente musical y del chorro vociferante de Dubrow, tenías un video clip tan cachondo como bobalicón, típico de la época.

"Stomp Your Hands, Clap Your Feet" era un potente número de Dubrow para el directo que pecaba de repetitivo y "Winners Take All" una balada inferior a "Thunderbird Cry".

Los temas de la cara B, siguen ofreciendo un suculento festín de Heavy Rock musculoso y aguerrido, con chorus pegajosos y pegadizos, guitarras duras a imagen y semejanza de "Metal Health", siendo "Red Alert" y la final "(We Were) Born To Rock" mis favoritas.

"Condition Critical" cosechó peores reseñas que su antecesor y no alcanzó el top de las listas como aquel. De todas formas no le fue tan mal, alcanzó el puesto 15 de las listas y vendió tres millones de copias, una cantidad enorme en un año repleto de discos tan competentes como los primeros discos de WASP o RATT.

El Hijo De Ron Keel





miércoles, 17 de enero de 2018

THE MAGNOLIAS:" OFF THE HOOK" 1991


¡Qué gran pequeña banda los Magnolias! Los de Minneapolis dejaron en los ochenta, buen sabor de boca en una escena local comandada por The Replacements y Hüsker Dü con el seminal "Concrete Pilbox", un vehículo en el que el Punk chirriaba rabioso más que el Pop que empezaría a enseñar sus dientes en "For Rent", un estupendo segundo disco que contenía varios perdigonazos Ramonianos y cromáticas salvas de Power Punk Pop.

18

"Dime Store Dream", cierra su periplo 80´S y su estancia en el sello local indepe "Twin Tone", la casa de los primeros Replacements o Soul Asylum, una disquera preparada para dar la cara por las bandas de "Las Ciudades Gemelas"y sacar su mala baba plasmada en vinilo.

Después, la banda se expande para crecer y busca cobijo en otra discográfica indie, la californiana "Alias Records". Estamos en el 91, cuando el huracán Grunge está apunto de hacer saltar por los aíres la escena norteamericana, y es el momento en el que publican "Off The Hook", su clásico, su mejor disco, uno de los mejores discos de los noventa y de la historia del Power Pop.

El sonido del álbum es inmejorable. El Power Pop ahora si infecta los surcos del disco como la pus, dejando al Punk borboteando en medio de la herida.

La voz de John Freeman, guitarra y líder, es una delicia; rasposa e hiriente por momentos, pero delicada al máximo. "When I´m Not" es la gema del disco, vale quilates, por la voz que cautiva y por unas guitarras tan aparentemente sencillas como letales.

18

"When I´m Not" es esa canción que quieres tener en tu recopilatorio de Power Pop, que va a sonar después de una de los Posies y antes de los Real Kids. La música de los Magnolias siempre ha tenido ese punto que me recuerda a las bandas de John Felice; The Real Kids, Taxi Boys...

El Punk como ya señalamos fluctúa entre el emocionante Pop agridulce de "Don´t Pack It In" y el Power Pop nervico de "Matter Of Time". De mano "Hello Or Goodbye", con sus maneras a lo The Jam repleta de fuerza e inmediatez.

"Take My Way", es otra de las historias cargadas de furia que nos dan los Magnolias con unas guitarras muy afiladas y un cuasi ronco John Freeman, recuperando el brío de su segundo y tercer trabajo. "Complicated Fun," ese homenaje a The Buzzcoks, Undertones y  tantas otras bandas Punk británicas alumbradas por el don de la melodía que son adoradas por estos hermanos pequeños de los Replacements.

Me podría tirar un buen rato hablando sobre el encanto subliminal de "My Little Flame" o del sabor amargo de "Playin´To Win", o de la emoción que vuelvo a sentir cuando suena nuevamente "Up The Ladder" en mi tocadiscos, pero lo mejor es que tu lo compruebes por ti mismo, no te engaño, hay pocos discos como "Off The Hook" ahí afuera; sal, compruébalo y disfrútalo.


miércoles, 10 de enero de 2018

L.A. GUNS: "L.A. GUNS" 1988 Treinta Aniversario


La de L.A Guns es una de esas historias de entrañables perdedores, de amor/odio entre cantante y guitarrista lastrada además por la eterna amargura de éste último al ver cómo pudo haber sido parte de algo tan multitudinario y exitoso como Guns & Roses. 
18
Lewis y Guns han demostrado que, a lo largo de la tan tumultuosa como errática y también brillante trayectoria de la banda, ambos se necesitan. Y empezaron a constatarlo hace ya treinta años con la publicación de su debut. El disco homónimo es un trabajo que cualquier fan del rock duro más macarra, sucio y pegajoso debería tener en sus estanterías.

Quien esto escribe acababa de entrar en la adolescencia  y se encontraba a mitad de octavo de EGB, y si para mí y aquellos primerizos amigos que descubríamos el rock no era suficiente que nuestros padres vieran las pintas de estos tipos al ver la parte de atrás del disco para que pusieran una mueca de desaprobación, lo era poner la aguja en el vinilo, que sonara un rápido, duro y desafiante "Show no mercy" o que te escucharán cantando el estribillo de "Sex action" con los gestos lascivos y sucios que un batallón de hormonas en plena ebullición respaldaban.
Adiós para siempre a lo que todavía podía quedar del niño inocente, aquí están estos cinco tipejos con sus pintas de degenerados para corromper la moral y las buenas costumbres. Y para echar más leña al fuego pongamos el vídeo de la peligrosa "One more reason" con su violencia gratuita, pistolas y ese Tracii subido al capó del coche escupiendo sangre al parabrisas mientras hace su solo. ¡Quería una guitarra, una chaqueta de cuero, llevar esos pelos imposibles y tocar como Tracii Guns!. De Tracii diría que es el mejor de todos aquellos guitarristas del género y tenía tan buen gusto para hacer una pequeña acústica como "Cry no more" como técnica e influencia del añorado e irreemplazable Randy Rhoads para hacer unos solos geniales. Pero también quería cantar con ese tono a veces roto y, la mayor parte del tiempo, chulesco pero con clase del genial Phil Lewis.
No sé la de horas que pasé exprimiendo este disco una y otra vez, te agarraba del cuello pero también te hacía bailar como un poseso con ese "Nothing to lose" en el que metían un saxo que por entonces uno consideraba de todo menos rockero pero aquí era bienvenido. El único descanso que te daba era "One way ticket", una balada que te hacía sentir melancólico pero duro y auténtico. Para cuando llegaba "Down in the city" empezabas soltando un ¡hey, hey! puño en alto con los primeros compases machacones y cuando el grupo cambiaba el ritmo tocaba bailar como un macarra otra vez antes de corear con más chulería el estribillo. Sí, chulería es la palabra clave.
Treinta años después está claro que uno de adolescente ya no tiene nada físicamente, pero emocionalmente este disco sigue rejuveneciéndote cada vez que lo escuchas y, con independencia de la edad a la que uno lo descubriera, su vigencia sigue en pie y es una pieza fundamental para entender una escena y estilo en el que marcó una época.

Alberto H.S. Albytor 


18